Terapia de presión negativa para cierre de distinto tipos de heridas

Ano de publicação: 2018

INTRODUCCIÓN:

Las heridas crónicas de distinto origen son aquellas que requieren para su cicatrización de períodos muy prolongados.

Pueden ser de distinto tipo:

traumáticas, por insuficiencia vascular venosa o arterial, pos-quirúrgicas. El tratamiento habitual consiste en curaciones y lavados periódicos, desbridamiento cuando es necesario y la utilización de diferentes tipos de apósitos y curaciones. Una alternativa de tratamiento, para mejorar la cantidad de heridas que cierran y disminuir los tiempos de curación, es la Terapia de Presión Negativa (TPN).

TECNOLOGÍA:

La TPN consiste en una bomba que ejerce una succión controlada (presión negativa), continua o cíclica, que se une a un apósito para heridas que cubre la herida. Esto succiona cualquier herida y líquido del tejido de la zona tratada hacia un recipiente. Existen varios dispositivos comerciales en el mercado y también se utilizan dispositivos de presión negativa ad hoc, no comerciales. Estos dispositivos tienden a usar apósitos simples para heridas, como gasas, o apósitos transparentes oclusivos (no permeables), con presión negativa generada en el hospital por aspiración central o bombas de succión.

METODOLOGÍA:

Para responder a las preguntas de eficacia y seguridad se realizó una búsqueda bibliográfica no sistemática a cargo de dos investigadores en forma independiente. Se priorizó la búsqueda de revisiones sistemáticas, meta-análisis, Informes de evaluación de Tecnologías Sanitarias y Guías de Práctica Clínica basadas en la evidencia. Se buscó en Cochrane, Medline, Lilacs, Tripdatabase, Epistemonikus, la base de datos de la OMS y sitios específicos de agencias de evaluación de tecnologías sanitarias.

RESULTADOS:

Se identificaron y evaluaron 8 meta-análisis, 14 revisiones sistemáticas, 2 informes de Evaluación de Tecnologías Sanitarias y una Guía de Práctica Clínica. De ellas, 10 concluyeron que no existe evidencia de efectividad y 11 encontraron algún tipo de evidencia a favor de esta tecnología. Se destaca que en todos los casos, la evidencia disponible sobre la efectividad de, es de baja a muy baja calidad.

RECOMENDACIÓN:

Terapia de presión negativa para el tratamiento de heridas complejas.

Sentido de la Recomendación:

No se recomienda su incorporación.

Fuerza de la Recomendación:

Débil. Ante casos específicos de pacientes con heridas crónicas complejas y previa evaluación de un equipo multi-disciplinario de expertos en tratamiento de esta patología, puede autorizarse la utilización de esta tecnología.

Mais relacionados