Evaluación de dispositivo de asistencia ventricular cardiológico (DAV)

Ano de publicação: 2016

INTRODUCCIÓN:

La insuficiencia cardiaca es una anomalía de la estructura o la función cardíacas que hace que el corazón no pueda suministrar oxigeno a una frecuencia acorde con las necesidades de los tejidos a pesar de presiones normales de llenado. En las fases más avanzadas de la enfermedad, las opciones terapéuticas habituales (fármacos, dispositivos de resincronización y desfibriladores impfantables y alternativas quirúrgicas convencionales) llegan a ser ineficaces, y son el trasplante cardíaco y los dispositivos de asistencia ventricular (DAV) los que pueden permitir prolongar la supervivencia y mejorar la calidad de vida del paciente.

TECNOLOGÍA SANITARIA DE INTERÉS:

DAV: Los dispositivos de asistencia ventricular (DAV) son aquellos capaces de generar flujo circulatorio para sustituir parcial o totalmente la función del corazón en situaciones agudas o crónicas de fracaso cardiaco severo que no responde a otros tratamientos. Los DAV pueden proporcionar apoyo hemodinámico al ventrículo izquierdo, al derecho o a ambos, e incluso pueden sustituir completamente sus funciones.

METODOLOGÍA:

Se realizó una búsqueda de la literatura con respecto a la eficacia y seguridad del uso de los Dispositivos de Asistencia Ventricular (DAV) en las bases de datos de MEDLINE y TRIPDATABASE. Se hizo una búsqueda en www.clinicaltrials.gov, para poder identificar ensayos aún en elaboración o que no hayan sido publicados. Adicionalmente, se hizo una búsqueda dentro de la información generada por grupos que realizan revisiones sistemáticas, evaluación de tecnologias sanitarias y gulas de práctica clínica, tales como The Cochrane Library y The National Institute for Health and Care Excellence (HICE).

RESULTADOS:

Se realizó la búsqueda bibliográfica y de evidencia científica para el sustento del uso de los DAV en pacientes candidato a trasplante. Se presenta la evidencia disponible en guías de práctica clínica, Evaluación de tecnologías sanitarias, revisiones sistemáticas y ensayos clínicos.

Guías Clínicas:

Se incluyeron las recomendaciones generales de las guías del NICE, de la Sociedad Europea de Cardiología y de la Sociedad Internacional de Trasplante cardiacas y Pulmonares.

Revisión Sistemática:

Se encontró una revisión sistemática del año 2005‘; Evaluación de tecnología: Se encontraron 7 evaluaciones económicas y de tecnologías sanitarias.

Ensayos Clínicos:

En la búsqueda realizada se identificaron 3 ensayos clínicos, de los cuales 1 de ellos se eliminó por realizarse en pacientes pediátricos menores de 10 kilos de peso. Los demás fueron realizados en pacientes adultos.

DISCUSIÓN:

La presente evaluación del Dispositivo de Asistencia Ventricular recoge la evidencia existente tanto en guías de práctica clínica, revisiones sistemáticas, evaluación de tecnologías y ensayos clínicos respecto a la seguridad y eficacia de estos dispositivos en comparación con otros dispositivos, con los tratamientos médicos y tratamientos finales. En las guías de práctica clínica consultadas para el año 2008, se refiere que los dispositivos de asistencia ventricular están siendo utilizados en pacientes de espera a vosa - trasplante cardiaco (pacientes puente al trasplante) y para el manejo de pacientes con Ilrniocarditis grave. Mencionan con evidencia que estos dispositivos pueden prevenir o i'reducir el deterioro clínico y mejorar el estado del paciente que se encuentra en espera de un donador, aumentando la sobrevida y en caso de miocarditis reducir la mortalidad. Por tanto estos dispositivos para el año 2008, son usados incluso para la insuficiencia cardiaca aguda con criterios de reversibilidad, es decir como soporte y evitar la mortalidad. Se detalla una recomendación, que es común para todo dispositivo implantado, de riesgo de infección y embolizacióri. En caso de la guía de la NICE del 2014, se dan indicaciones para el caso de la insuficiencia cardiaca aguda para el uso de DAV de acuerdo a la severidad y en pacientes candidatos a trasplante. La revisión sistemática del 2005, recoge evidencia clara de la eficacia y seguridad del uso de los DAVs en pacientes con puente al trasplante cardiaco, además de su uso en la recuperación de miocardio y de tratamiento de soporte en pacientes con insuficiencia cardiaca terminal. Para ese año la evidencia demostraría que el DAV mejora la calidad de vida en comparación con los tratamientos médicos convencionales. Sin embargo en todas las investigaciones se evidencia que uso del DAV incrementaría los costos en comparación con los tratamientos disponibles. Las evaluaciones de tecnología sanitaria y económicas encontradas desde el 2006, aseguran al igual que la revisión sistemática descrita anteriormente, que los DAV tienen una seguridad y eficacia evidenciada, sin embargo sus costos son elevados, Por otro lado se describe el uso cada vez más común de estos dispositivos en pacientes con insuficiencia cardiaca terminal con indicación de trasplante, lo que conllevaría que el trasplante sea más próximo a pacientes con DAV de los que no la tienen. En años posteriores se describe una supervivencia mayor en grupo de pacientes con bajo de riesgo, esto se debería a la baja comorbilidad de los pacientes que están siendo tratados. Esta evidencia, señalaría que el uso de DAV como indicación en pacientes con bajo de riesgo sería de prioridad, ya que aumenta la sobrevida. Como menciona Molina, en la evaluación en España de los DAVs, hace falta ampliar estudios del uso del DAV con el corazón artificial CardioWest, quien parecería ser más costo efectivo. Pulikottil, en 2014, encuentra que los pacientes tratados con el HEartWare presentan mejor recuperación que los pacientes tratados con el HearMate II.

Mais relacionados