Eficacia y seguridad de los sistemas de infusión continua de insulina subcutánea (icis) con monitoreo continuo de glucosa (MCG) para pacientes adultos con diabetes mellitus tipo 1

Ano de publicação: 2017

INTRODUCCIÓN:

La diabetes mellitus tipo 1 es causada por la ausencia de insulina como consecuencia de la destrucción de las células beta del páncreas, que son las encargadas de producir esta hormona El pilar del tratamiento de la diabetes tipo 1 son las inyecciones de insulina, que consiste en, ya sea inyecciones diarias múltiples de insulina o infusión continua de insulina subcutánea con una bomba de insulina, pruebas frecuentes de glucosa en sangre, auto-ajuste de las dosis de insulina en respuesta a los niveles de glucosa en sangre, así como intervenciones en el estilo de vida, como dieta restringida y ciertos niveles actividad física. La terapia de infusión continua de insulina subcutánea utiliza una bomba de insulina externa con un reservorio rellenable que distribuye insulina de manera continua a través de una cánula subcutánea. Los sistemas con sensor integrado combinan el monitoreo continuo de glucosa con infusión continua de insulina subcutánea. El sensor de glucosa es colocado debajo de la piel para medir continuamente los niveles de glucosa en el fluido intersticial. El monitoreo está diseñado para medir los niveles de glucosa intersticiales en intervalos de 5 a 10 minutos.

METODOLOGÍA:

El presente documento resume la evidencia disponible encontrada a la fecha (mayo 2017) con respecto a la eficacia y seguridad de los sistemas de infusión continua de insulina subcutánea con monitoreo continuo de glucosa para pacientes adultos con Diabetes Mellitus tipo 1 comparado con las inyecciones diarias múltiples de insulina, en cuanto a respuesta clínica objetiva.

RESULTADOS:

Se identificó evidencia limitada en cantidad y calidad. Los ensayos controlados aleatorizados incluidos en las evaluaciones de tecnologías y revisiones sistemáticas identificados fueron en su gran mayoría en un pequeño número de pacientes, de corta duración (de 3 a 12 meses) y poblaciones heterogéneas. El ensayo controlado aleatorizado de mayor tamaño de muestra fue el STAR 3, que incluyó 329 pacientes adultos con seguimiento de sólo 12 meses. El desenlace principal fue el cambio en HbA1c. El análisis estadístico utilizado padece de serias limitaciones reducen la confianza en los resultados. En los desenlaces clínicos de relevancia para el paciente, como la ocurrencia de episodios de hipoglicemia severa, no hubo diferencia significativa entre los sistemas integrados con sensor y las inyecciones diarias múltiples.

CONCLUSIONES:

A la fecha de esta evaluación, no se dispone de evidencia suficiente que sustente el uso de los sistemas integrados de infusión continua de insulina subcutánea con monitoreo continuo de glucosa para pacientes adultos con Diabetes Mellitus tipo 1 como una alternativa terapéutica más eficaz y segura que las inyecciones diarias múltiples de insulina. • Considerando las principales evaluaciones de tecnología, la efectividad clínica de la ICIS comparada con la de IDMI en pacientes adultos con diabetes tipo 1 permanece incierta. Se necesita que se generen datos robustos que apoyen los beneficios que se proponen, para así informar concluyentemente sobre la eficacia y seguridad de su uso. • Por lo expuesto el Instituto de Evaluación de Tecnologías en Salud e Investigación - IETSI no aprueba el uso de los sistemas integrados de infusión continua de insulina subcutánea con monitoreo continuo de glucosa para pacientes adultos con Diabetes Mellitus tipo 1.

Mais relacionados