Revisión exploratoria de literatura: costo de la enfermedad, eficacia y costo-efectividad de intervenciones asociadas a demencia

Ano de publicação: 2014

INTRODUCCIÓN:

La demencia es un síndrome caracterizado por el deterioro de la función cognitiva que generalmente se acompaña o precede por el deterioro del control emocional, del comportamiento social o la motivación. La conciencia no se ve afectada y, en la mayoría de los casos, se trata de un trastorno crónico y progresivo. Cerca de un 70% de los casos de demencia corresponde a la enfermedad de Alzheimer, sin embargo, son también importantes la demencia vascular (cerca de un 25% de los casos), la demencia con cuerpos de Lewy, y diferentes enfermedades que conforman la demencia frontotemporal. En el año 2011, se calculó que a nivel mundial 35,6 millones de personas vivían con demencia y diversos estudios estiman que la cifra prácticamente se duplicará cada 20 años, 65,7 millones en 2030 y 115,4 millones en 2015. La prevalencia aumenta abruptamente con la edad, sólo entre un 2 a 10% de los casos comienzan antes de los 65 años, duplicándose cada 5 años después de esta edad. Con el creciente envejecimiento de la población se espera un aumento del número de personas afectadas.

OBJETIVO:

El propósito de este documento es entregar una visión general de los aspectos económicos asociados a la enfermedad de la demencia. Se revisan los costos asociados a la enfermedad y las intervenciones o métodos existentes para lidiar con los pacientes con demencia tanto desde la perspectiva de la efectividad como de su costo-efectividad.

MÉTODO:

Se trata de una revisión no sistemática tanto de abstracts de estudios de costo de enfermedad y revisiones sistemáticas de efectividad, como de resúmenes estructurados del Centre for Reviews and Dissemination (CRD) en el caso de costo-efectividad. La primera parte aborda la carga de enfermedad (CdE), donde se resume los abstracts de 18 estudios. La segunda parte reporta los resultados (en base a abstracts) de “revisiones sistemáticas” que abordan las diversas intervenciones que se utilizan en demencia, sus resultados y la manera de medirlos. Se seleccionaron 13 revisiones de literatura (RSL). Finalmente se revisan los estudios de costo-efectividad más recientes, identificados en la base de datos de CRD, en este caso la revisión se basa en los abstracts de los estudios y los comentarios de revisores de CRD.

CONCLUSIONES:

Esta revisión muestra que el CdE asociada a la demencia es alto y resulta específica al contexto. La forma en que el sistema de salud (y la sociedad) se organiza para brindar cuidados a los pacientes, la severidad de la enfermedad y tipo de residencia en que viven los pacientes impactan en los costos. En general, los costos relativos al cuidado son el mayor elemento de costo, sea este formal o informal. Se visualiza que existen variados enfoques para medir la CdE, optándose en general por una perspectiva social amplia. as intervenciones abordadas en las RSL consideran modificaciones del entorno (ambientales), entrenamiento cognitivo, terapias grupales y terapias farmacológicas. Además de intervenciones dirigidas al cuidador. Sin embargo, se plantea que la gran mayoría de los estudios primarios son de mala calidad metodológica, lo que limita la validez de sus resultados. Las intervenciones deberían ser personalizadas, dado que la evidencia sobre terapias grupales no es sólida. La implementación exitosa de estas estrategias requiere compromiso activo del personal a cargo. En términos de costo-efectividad los resultados son variados, con algunas intervenciones (4 de 10) con resultados favorables, mientras que en la mayoría de los estudios no se logra demostrar la mayor eficiencia de las intervenciones evaluadas, por sobre las forma de cuidado habitual. Un conocimiento más detallado de terminadas intervenciones, estrategias o modelos de atención de pacientes con demencia, requerirá de una revisión más focalizada, donde los documentos identificados se puedan revisar completamente. Las intervenciones abordadas en las RSL consideran modificaciones del entorno (ambientales), entrenamiento cognitivo, terapias grupales y terapias farmacológicas. Además de intervenciones dirigidas al cuidador. Sin embargo, se plantea que la gran mayoría de los estudios primarios son de mala calidad metodológica, lo que limita la validez de sus resultados. Las intervenciones deberían ser personalizadas, dado que la evidencia sobre terapias grupales no es sólida. La implementación exitosa de estas estrategias requiere compromiso activo del personal a cargo.

Mais relacionados