Factor VII activado (FVIIa) y Concentrado Complejo Protrombínico activado (CCPa) para control del sangrado agudo en pacientes con hemofilia e inhibidores

Ano de publicação: 2013

Antecedentes:

Descripción de la condición de salud de interés: La hemofilia es causada por una deficiencia hereditaria en el factor VIII de coagulación (Hemofilia A)y en el factor IX (Hemofilia B), y constituye un trastorno hereditario que afecta a los hombres.

Los dos tipos de hemofilia presentan tres estados:

leve, moderado, grave. La manifestación clínica más importante está dada por sangrado en cualquier lugar del cuerpo, principalmente articulaciones, músculos y tejidos blandos. El desarrollo de inhibidores, es la complicación más importante en el tratamiento de la hemofilia y se desarrolla secundaria a la terapia de reemplazo del factor faltante (factor VIII o IX), a pesar de que no implica una mayor frecuencia de episodios hemorrágicos, si dificulta el tratamiento de los mismos, lo que afecta en forma grave la calidad de vida y aumenta considerablemente el costo de la enfermedad. Los inhibidores son anticuerpos que atacan la actividad del factor VIII o IX y generalmente se desarrolla entre las primeras 10 a 50 exposiciones al factor faltante. La incidencia de desarrollo de inhibidores en hemofilia A severa es del 20% a 30%; del tipo leve a moderada del 5% al 10%; en hemofilia B es menor al 5%.

Descripción de la tecnología:

La finalidad del tratamiento de la hemofilia es reemplazar o suplementar con el factor de la coagulación normal para paliar su deficiencia en el paciente, con el fin de prevenir o disminuir los efectos de los episodios de sangrado agudo. Los concentrados del complejo protrombínico estándar y activado al igual que el factor VIIa recombinante se emplean para inducir la hemostasia en pacientes que presentan inhibidores de alta respuesta.

Evaluación de efectividad y seguridad:

Pregunta de investigación: En pacientes con hemofilia e inhibidores, ¿cuál es la efectividad y seguridad del concentrado Complejo de Protrombina activado (CCPa) comparado con Factor VII activado recombinante (rFVIIa), como tratamiento de primera línea para el control del sangrado agudo, prevención de secuelas derivadas (artropatía, secuelas neurológicas) y mortalidad? La pregunta de investigación fue validada teniendo en cuenta las siguientes fuentes de información: registro sanitario INVIMA, Acuerdo 029 de 2011, guías de práctica clínica, revisiones sistemáticas y narrativas de la literatura, estudios de prevalencia/incidencia y carga de enfermedad, libros de texto, sociedades científicas y otros actores clave.

Población:

Pacientes con diagnóstico de hemofilia e inhibidores de alta respuesta que presentan sangrado agudo.

Tecnología de interés:

Concentrado Complejo de Protrombina activado (CCPa).

Conclusiones:

Efectividad: no existen diferencias significativas entre el CCPa y el rFVIIa en el control del episodio de sangrado agudo. La evidencia es insuficiente para determinar la superioridad de un agente sobre otro; sin embargo, establece que es más efectivo administrar uno de estos agentes que no hacerlo. No se identificó evidencia sobre la efectividad comparativa entre CCPa y de rFVIIa para los desenlaces de mortalidad y secuelas derivadas (artropatía, secuelas neurológicas).

Seguridad:

los dos agentes anti-inhibidores (CCPa y rFVIIa) tienen bajo riesgo de complicaciones trombóticas y bajo riesgo de respuesta anamnésica. Ambos muestran un perfil de seguridad equivalentemente bajo, y por lo tanto se consideran agentes con una adecuada tolerabilidad.

Mais relacionados