Evaluación de tecnología sanitaria: informe de respuesta rápida colecistectomía laparoscópica ambulatoria

Ano de publicação: 2009

El objetivo de esta revisión consiste en determinar la seguridad de la colecistectomía laparoscópica ambulatoria comparada con la de corta estancia (o estadía noctura), así como su efectividad. La evidencia encontrada indica que la colecistectomía laparoscópica ambulatoria es una práctica segura y efectiva siempre y cuando se realice en pacientes seleccionados. Esta selección se basa en su estado de salud previo a la cirugía y su capacidad de soportar el stress impuesto por la misma, su proximidad al centro hospitalario, su capacidad de comprender los signos de alarma relacionados a posibles complicaciones post-quirúrgicas, la presencia de un adulto responsable que pueda acompañar al paciente al menos 24 horas luego de la cirugía, y, de acuerdo a nuestro medio, que el ambiente al que retorne el paciente que es operado en forma ambulatoria cuente con los requerimientos mínimos de seguridad. Además, el sistema de salud debe estar preparado para el manejo de las eventuales re-internaciones de estos pacientes. Otro requisito es la idoneidad del equipo quirúrgico, que debe tener experiencia en cirugía laparoscópica biliar. Los pacientes que fueron excluídos y a los que no podría extrapolarse esta evidencia son los que habían tenido una cirugía abdominal superior previa, los que tienen sospecha de litiasis coledociana y los que presentan colecistitis aguda. La evidencia encontrada indica que la colecistectomía laparoscópica ambulatoria es una práctica segura y efectiva siempre y cuando se realice en pacientes con litiasis biliar no complicada, seleccionados en base a su estado de salud previo (ASA I y II), accesibilidad al hospital, nivel de comprensión de los signos de alarma postquirúrgicos, acceso a un adulto acompañante responsable luego de la cirugía, ambiente domiciliario adecuado para el retorno del paciente y sistema de salud preparado con protocolos orales de analgesia y antiemesis, además de un sistema de manejo de las eventuales reinternaciones y un equipo quirúrgico con adecuada capacitación en cirugía laparoscópica biliar.

Mais relacionados