Efectividad de diferentes maniobras para prevenir la  infección perinatal por virus de hepatitis B y C

Ano de publicação: 2010

Esta ETS fue solicitada por las autoridades del Ministerio de Salud de la Nación a la Dirección de Calidad de los Servicios de Salud, y tiene como objetivo evaluar la efectividad de diferentes estrategias preventivas de la infección perinatal por virus de hepatitis B y C y el impacto de los programas de prevención de la hepatitis neonatal en diferentes países. Se estima que 400 millones de personas son portadores crónicos de alguna de estas infecciones y entre el 25% y el 40% morirán por carcinoma hepatocelular o complicaciones relacionadas a cirrosis hepática. En Argentina 2,1 % de la población tiene anticuerpos positivos para hepatitis B crónica, colocando a nuestro país como un sitio de prevalencia intermedia o alta. 1,8 cada 100.000 habitates están infectados por virus de hepatitis C. Si la madre es positiva a HBsAg y HBeAg, del 70% al 90% de los niños se convierten en crónicamente infectados. La tasa de transmisión perinatal de la hepatitis C ronda el 5% pero aumenta al 15% en madres HIV positivas. Se realizó una búsqueda en TRIP DATA BASE, COCHRANE DATA BASE, LILACS; PUBMED; BVS; en buscadores genéricos de Internet como google, Agencias de Evaluación de Tecnologías Sanitarias, Agencias de Servicios Preventivos, sistemas nacionales de salud, además de sitios web de aseguradoras y prestadores de servicios de salud de Estados Unidos y Canadá. Se incluyeron revisiones sistemáticas, metanálisis, ensayos clínicos controlados aleatorizados, estudios de cohortes con grupos control y estudios de prevalencia, evaluaciones económicas, guías de práctica clínica basadas en la evidencia o evaluaciones de tecnología sanitaria, publicados desde el año 2004 hasta la fecha, a los que pudiera accederse a texto completo, en idioma español, inglés o francés. Se utilizaron palabras clave tales como “hepatitis perinatal prevention program” entre otras. Se encontró evidencia sobre la efectividad del rastreo universal de hepatitis B durante el embarazo, con la consecuente realización de inmunoprofilaxis con inmunoglobulina específica asociada a vacuna en niños de madres portadoras de infección VHB, así como sobre la inmunización neonatal universal con vacuna de la hepatitis B, para disminuír la transmisión perinatal del virus, por lo que estas estrategias deberían ser consideradas para incluír en un Programa de Prevención de la infección perinatal por VHB. Los programas de vacunación universales han demostrado un impacto importante a largo plazo en varios países que los han implementado. La cesárea electiva podría ser efectiva para disminuír la transmisión perinatal del virus de la hepatitis B, aunque la evidencia que existe actualmente sobre el tema no es de buena calidad, por lo que persisten las dudas en relación a esta indicación. Drogas antirretrovirales como lamivudina y telbivudina han demostrado su efectividad para disminuír la transmisión perinatal de la infección por virus de hepatitis B si se administran a las madres infectadas durante el tercer trimestre del embarazo, aunque se requieren más estudios que repliquen esos hallazgos y evalúen su seguridad a largo plazo antes de poder indicarlas de forma masiva. Al momento de la realización de esta ETS no se encontró evidencia que sustente la vacunación universal de las embarazadas contra la hepatitis B para disminuír la infección perinatal, ni tampoco el rastreo universal de infección por virus de la hepatitis C en el embarazo. Tampoco se encontró evidencia que avale la indicación de cesárea electiva en embarazadas portadoras de VHC ni la contraindicación de la lactancia en madres infectadas con virus C. Los sistemas de salud y prestadores consultados, cubren la vacunación universal de los neonatos contra la hepatitis B, así como el rastreo de hepatitis B en embarazadas, no así la indicación de cesárea en infectadas por virus de hepatitis B. No se encontró información sobre la cobertura de drogas antivirales en embarazadas infectadas por VHB como indicación específica de prevención de la transmisión perinatal. (AU)

Mais relacionados