Alemtuzumab en esclerosis múltiple

Ano de publicação: 2018

CONTEXTO CLÍNICO:

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad inflamatoria y degenerativa que lleva a la desmielinización y daño axonal en el sistema nervioso central (SNC). La autoinmunidad juega un papel central en la patogénesis de la EM.

1 Según la evolución de los síntomas se han descrito cuatro formas:

EM remitente recurrente (EMRR), secundaria progresiva (SP), primaria progresiva (PP) y primaria progresiva recurrente (PPR). La EMRR es la más frecuente (aproximadamente 80% de los casos) caracterizándose por recaídas y períodos de remisión sin progresión de la enfermedad, seguida por la SP, PP y PPR. La edad media de aparición es de 30 años, con una relación mujer/hombre de 1,6. Las manifestaciones clínicas suelen ser variadas; en el 85% de los casos, se inicia con síntomas deficitarios de compromiso encefálico, del nervio óptico o médula espinal.

TECNOLOGÍA:

El alemtuzumab es un anticuerpo monoclonal recombinante (tipo IgG1) dirigido contra el antígeno específico de superficie CD52, el cual se expresa fundamentalmente en linfocitos B y T. Su unión en la superficie celular provoca citotoxicidad celular dependiente de anticuerpos y mediada por complemento, conduciendo a una rápida depleción linfocitaria. Este efecto inmunosupresor, es el mecanismo propuesto por el cual el alemtuzumab podría reducir la posibilidad de recaídas y retraso en la evolución de la enfermedad.

OBJETIVO:

El objetivo del presente informe es evaluar la evidencia disponible acerca de la eficacia, seguridad y aspectos relacionados a las políticas de cobertura del uso de alentuzumab en esclerosis múltiple.

MÉTODOS:

Se realizó una búsqueda en las principales bases de datos bibliográficas, en buscadores genéricos de internet, y financiadores de salud. Se priorizó la inclusión de revisiones sistemáticas (RS), ensayos clínicos controlados aleatorizados (ECAs), evaluaciones de tecnologías sanitarias (ETS), evaluaciones económicas, guías de práctica clínica (GPC) y políticas de cobertura de diferentes sistemas de salud.

RESULTADOS:

Se incluyeron cuatro RS con meta-análisis, tres GPC, una evaluación económica, y 15 informes de políticas de cobertura alemtuzumab en esclerosis múltiple.

CONCLUSIONES:

Evidencia de moderada calidad sugiere que el alemtuzumab en comparación con interferón beta 1a o 1b subcutáneo, podría reducir la tasa de recaída y la sobrevida libre de progresión en la esclerosis múltiple recurrente remitente, con un ligero aumento de los eventos adversos serios. No existe evidencia de adecuada calidad que permita evaluar la efectividad, seguridad y costos de alemtuzumab en comparación con otras alternativas terapéuticas como dimetilfumarato, fingolimod, acetato de glatiramer, natalizumab y teriflunomida. No se encontraron estudios de adecuada calidad que evaluaran los beneficios de alemtuzumab en otras formas de esclerosis múltiple. Tanto la Administración de Drogas y Medicamentos de EE.UU, la Agencia Europea de Medicamentos, diferentes políticas de cobertura y guías de práctica clínica aprueban y/o recomiendan su uso en pacientes con esclerosis múltiple remitente recurrente de alta actividad, aunque en algunos casos limitando esta recomendación a pacientes refractarios a otros tratamientos. Los financiadores de salud públicos de América Latina que han sido relevados no prestan cobertura, mientras que los financiadores de países de altos ingresos si lo hacen, muchas veces limitando su uso a pacientes con esclerosis múltiple recurrente remitente refractaria a interferón o acetato de glatiramer.

Mais relacionados