Recomendaciones para realizar procedimientos quirurgicos en el marco de la pandemia por COVID-19

Ano de publicação: 2020

GENERALIDADES:

Objetivo y población: Objetivos del lineamiento clínico: Brindar recomendaciones clínicas para realizar procedimientos quirúrgicos en el marco de la pandemia por COVID-19.

Población a la cual se aplicará:

Personal de salud que participa en las intervenciones quirúrgicas de pacientes en el marco de la pandemia por COVID-19.

Usuarios y ámbito:

Usuarios: Estas recomendaciones están dirigidas a gerentes o directores de los establecimientos de salud y profesionales de la salud que conforman el equipo quirúrgico.

Ámbito:

El presente documento es de aplicación en todas las IPRESS de EsSalud, del ámbito nacional.

MÉTODOS:

a. Búsqueda y selección de protocolos, guías de práctica clínica y documentos técnicos prévios. El 16 de abril de 2020 se buscaron protocolos de manejo, guías de práctica clínica, y documentos técnicos que abordaron las consideraciones y recomendaciones clínicas para los procedimientos quriurgicos en el marco de la pandemia por COVID-19, cuya versión a texto completo se encuentre en español o inglés. B. Formulación de las recomendaciones clínicos. Para la formulación de los lineamientos clínicos se revisaron las recomendaciones clínicas de la evidencia encontrada que describió los cuidados y consideraciones a tener en cuenta en los procedimientos quirúrgicos durante la pandemia por COVID-19, para su adaptación en el contexto de EsSalud.

Producto de ello se identificaron:

1) Las fases o escenarios de la pandemia COVID-19, en la cual se van detalladando los procedimientos quirúrgicos a realizar de acuerdo a cada fase o escenario; 2) La priorización quirúrgica (I-V); 3) Manejo de paciente quirúgico; 4) Protocolo de actuación en el área quirúrgica y 5) Recomendaciones del manejo por especialidades quirúrgicas.

RECOMENDACIONES PARA LOS ESCENARIOS QUIRÚRGICOS PROBABLES:

Traqueostomía de emergencia: paciente con inminente obstrucción de vía aérea sin conocer estado de infección por COVID-19. Se debe realizar el procedimiento con las consideraciones como si fuera un caso confirmado.

Falla ventilatoria potencialmente reversible:

preferir intubación orotraqueal antes que la traqueostomía, evitar uso de sistemas de oxígeno de alto flujo. El procedimiento debe ser realizado por un experto en vía aérea, y disponer de un equipo para traqueostomía o cricotiroidotomía en caso de ser necesario. Paciente con ventilación y/o intubación difícil: se puede utilizar temporalmente la máscara laríngea y realizar la intubación con una técnica de mínima aerodispersión (fibrobroncoscopia video asistida, videolaringocopio, cámara de aiwán). Traqueostomía “electiva” o programada: será preferible esperar a que las pruebas para COVID-19 sean negativas; sin embargo, se debe discutir la necesidad del procedimiento con los intensivistas. Traqueostomía “Prioritaria”: Paciente en cuidado intensivo por intubación prolongada. Siempre valorar la necesidad del procedimiento en conjunto con el equipo con los intensivistas. No considerar traqueostomía en pacientes con pobre pronóstico, evaluar el riesgo/beneficio por cada paciente.

Mais relacionados