Informe de evaluación científica en la evidencia disponible: cáncer de ovario epitelial

Ano de publicação: 2017

INTRODUCCIÓN:

El cáncer epitelial de ovario es una alteración celular que se origina en el tejido proveniente del epitelio celómico de este órgano, representando al 85% de los tumores ováricos y su incidencia aumenta con la edad, ocurriendo la mitad de los casos en mujeres mayores de 65 años con un promedio de 55 años. Se clasifican en tumores potenciales benignos, de malignidad baja o borderline, y malignos. Este informe evalúa bevacizumab en pacientes con cáncer de ovario epitelial avanzado (primera línea) o recurrente/resistente a platino (segunda línea), y trabectedina para cáncer de ovario epitelial recurrente sensible a platino (segunda línea). Es el más frecuente de los cánceres ginecológicos, siendo la séptima causa de incidencia a nivel mundial con 221.747 casos nuevos por año, así como la séptima causa de muertes en mujeres con 73.854 casos (1). La incidencia esperada de cáncer epitelial de ovario en mujeres en Estados Unidos en el 2012 fue de aproximadamente 22.280 (15.500 muertes) y en Europa en 2008 se estimó en 69.565 casos de pacientes (44.280 muertes) (3). En el Reino Unido, según datos analizados por el National Institute for Health and Clinical Excellence (NICE), se reportan al 2008, 5.092 mujeres portadoras de cáncer de ovario maligno o avanzado en etapas IIIB, IIIC y IV. En cuanto a la prevalencia del cáncer de ovario (todos sus tipos) en Chile al 2012, ésta corresponde a 28.6 casos por cada 100.000 mujeres (incidencia acumulada a 5 años), equivalentes a 1995 casos de cáncer de ovario en alguno de sus tipos. En Chile, para el año 2010 el carcinoma epitelial de ovario constituyó la novena causa de muerte en la mujer, alcanzando el segundo lugar del total de tumores ginecológicos. Por otro lado, para el período 2003-2007, la tasa ajustada de incidencia de este cáncer en Chile fue de 6.4 por 100.000 mujeres por año. Cuando el cáncer epitelial de ovario se detecta tempranamente, aproximadamente el 90% sobrevivirá más de cinco años. Sin embrago, su diagnóstico en un 70% se realiza en etapas avanzadas, III y IV, las que tienen mal pronóstico, con sobrevida a cinco años entre un 30 a 35% y 5 a 15%, para cada etapa respectivamente. Por el contrario cuando es unilateral y localizado (etapa I) generalmente es curable.

TECNOLOGÍAS SANITARIA DE INTERÉS:

Bevacizumab: Bevacizumab se encuentra registrado en el ISP con los números de registros indicados e indicado para la condición evaluada, según se muestra en la tabla 1 mostrada a continuación.

Trabectedina:

Trabectidina se encuentra registrado en el ISP con los números de registros y la condición evaluada, según se muestra en la tabla 2 mostrada a continuación.

EFICACIA DE LOS TRATAMIENTOS:

Se utilizaron 14 revisiones sistemáticas, las cuales incluyeron evidencia de efectividad de bevacizumab (5 estudios primarios) y trabectedina (1 estudio primario), en pacientes con cáncer de ovario epitelial avanzado o recurrente. La terapia de bevacizumab más quimioterapia no tiene efecto importante comparado con quimioterapia sola al medir la mortalidad al largo plazo en pacientes con cáncer ovárico epitelial avanzado o recurrente. Esto debido a que el estudio OCEANS reporta que no hay diferencia entre los grupos estudiados y el estudio ICON7 reporta una diferencia mínima que bordea la similitud de ambos brazos del estudio. Bevacizumab más quimioterapia tendría poca o ninguna diferencia comparado con quimioterapia sola, al medir la progresión de la enfermedad a corto y largo plazo en pacientes con cáncer ovárico avanzado o recurrente. En cuanto a la terapia de trabectidina más doxorubicina, ésta probablemente reduce levemente la mortalidad y la progresión de la enfermedad, comparado con la terapia de solo doxorubicina, en pacientes con cáncer de ovario epitelial avanzado o recurrente.

ALTERNATIVAS DISPONIBLES:

Quimioterapia en 1a línea: El tratamiento estándar es de la combinación de un agente platino y un taxano: carboplatino, cisplatino, paclitaxel, docetaxel. También existe la alternativa de doxorubicina liposomal. Para mantenimiento existe la opción de pazopanib, nintedanib. Terapia para pacientes con reincidencia, platino resistentes: 1.

Monoterapia con:

paclitaxel, doxorubicina liposomal, gemcitabina, topotecan; etoposide, docetaxel, pemetrexed. 2.

En combinación:

paclitaxel con carboplatino, cisplatino y gemcitabina. 3. Terapia endocrina. 4. Terapia intraperitoneal hipertérmica. Terapia para pacientes con reincidencia, platino sensibles: En primer lugar, se debe considerar terapia de cito reducción. Se recomienda el uso de un agente de platino, y se recomienda terapia en combinación en comparación con monoterapia ya que se asocia con mejor respuesta y progresión libre de enfermedad. Se recomienda, además, seguir terapia de mantenimiento. 1.

En combinación:

paclitaxel con carboplatino, carboplatino y gemcitabina, carboplatino y doxorubicina liposomal, cisplatino y gemcitabina. 2.

Monoterapia:

etoposide, topotecan, doxorubicina liposomal, gemcitabina, nabpaclitaxel. 3.

Terapia de mantenimiento:

cediranib, niraparib, olaparib, rucaparib.

RESULTADOS DE LA BÚSQUEDA DE EVIDENCIA:

Se encontraron 13 revisiones sistemáticas (9–21), publicadas entre los años 2012 al 2017 que evaluaban la efectividad de bevacizumab. Se encontró solo 1 revisión sistemática, que evaluaba trabectidina, publicada el año 2015.

CONCLUSIÓN:

Para dar cumplimiento al artículo 28° del Reglamento que establece el proceso destinado a determinar los diagnósticos y tratamientos de alto costo con Sistema de Protección Financiera, según lo establecido en los artículos 7°y 8° de la ley N°20.850, aprobado por el decreto N°13 del Ministerio de Salud, se concluye que el presente informe de evaluación se considera favorable, de acuerdo a lo establecido en el Título III. de las Evaluaciones Favorables de la Norma Técnica N° 0192 de este mismo ministerio.

Mais relacionados