Informe de evaluación científica en la evidencia disponible: colitis ulcerosa

Ano de publicação: 2017

INTRODUCCIÓN:

La colitis ulcerosa es una enfermedad inflamatoria crónica que afecta la mucosa del colon en forma continua, comprometiendo el recto y una porción variable de la extensión del resto del colon, sin la presencia de granulomas en la biopsia. En esta enfermedad, el sistema inmune reconoce esta porción del colon como ajena al cuerpo y lo ataca generando úlceras que caracterizan a esta enfermedad. Los pacientes con colitis ulcerosa usualmente presentan diarrea (la que puede estar asociada con hemorragia), dolor abdominal, tenesmo e incontinencia. Además, es frecuente la presencia de episodios hemorrágicos que pueden durar semanas o meses, con una probabilidad alta de recaída (al menos cada 10 años). La frecuencia de recaída dependería, entre otras cosas, de la edad al momento del diagnóstico. Las causas de esta enfermedad no son conocidas, aunque se puede atribuir un mayor riesgo en personas con antecedentes familiares. La incidencia anual se ha estimado en EEUU en un rango entre 2.2 a 19.2 casos por 100.000 personas, la cual se ha incrementado en los últimos años. Por otro lado, se ha estimado que en Europa la incidencia se movería en un rango entre 3.8 a 13 casos por 100.000 personas. En Chile no existen suficientes estudios con un número significativo de pacientes que describan las características epidemiológicas de esta enfermedad.

TECNOLOGÍAS SANITARIA DE INTERÉS:

Adalimumab: Adalimumab cuenta con registro en el Instituto de Salud Pública (ISP) e indicación para la condición evaluada.

Azatioprina:

Azatioprina cuenta con registro en ISP e indicación para la condición evaluada.

Golimumab:

Golimumab cuenta con registro en ISP e indicación para la condición evaluada.

Infliximab:

Infliximab cuenta con registro en ISP e indicación para la condición evaluada.

Mesalazina:

Mesalazina cuenta con registro en ISP e indicación para la condición evaluada.

Lansoprazol:

Lansoprazol cuenta con registro en ISP, pero sin indicación para colitis ulcerosa. En la EMA y en la FDA tampoco tiene indicación para esta enfermedad.

Omeprazol:

Omeprazol cuenta con registro en ISP, pero sin indicación para colitis ulcerosa. En la EMA y en la FDA tampoco tiene indicación para esta enfermedad.

Sulfasalazina:

Sulfasalazina cuenta con registro en ISP e indicación para la condición evaluada.

Colestiramina:

Colestiramina cuenta con registro en ISP, pero sin indicación para colitis ulcerosa. En la EMA no se encuentra registrada, y en la FDA tampoco tiene indicación para esta enfermedad.

EFICACIA DE LOS TRATAMIENTOS:

Se extrajeron 31 revisiones sistemáticas que incluyen 11 ensayos controlados aleatorizados que evaluaban la eficacia de adalimumab, golimumab e infliximab en pacientes con colitis ulcerosa moderada a grave. El tratamiento con adalimumab aumenta ligeramente el número de pacientes que cicatrizan su mucosa e incrementan su score IBDQ (calidad de vida) en más de 12 puntos, a las 8 semanas. El tratamiento con golimumab probablemente aumenta el número de pacientes que responden clínicamente a las 6 semanas, mientras que probablemente aumenta ligeramente el número de pacientes que remite y cicatrizan su mucosa a las 6 semanas. Además, golimumab probablemente no genera diferencias en cuanto a la calidad de vida (cuestionario IBDQ) de pacientes con colitis ulcerosa. El tratamiento con infliximab aumenta el número de pacientes que presentan respuesta clínica a las 8 semanas, mientras que reduce ligeramente el número de pacientes que reciben colectomía a las 54 semanas. No se encontró evidencia de eficacia de los tratamientos sobre una menor hospitalización o una menor estadía hospitalaria, ni estudios que evaluaran la eficacia en niños con colitis ulcerosa.

ALTERNATIVAS DISPONIBLES:

Para pacientes con colitis ulcerosa moderada o grave que sean refractarios a una primera línea de tratamiento (generalmente con anti-inflamatorios o inmunosupresores), se recomienda la proctocolectomía restauradora con reservorio íleo anal. Este procedimiento remueve completamente el colon y el recto, preservando el esfínter anal, generalmente produciendo una excelente función intestinal y continencia fecal. El reservorio ubicado en la zona pélvica interna sirve para los contenidos intestinales. Esta cirugía se puede realizar en etapas, en la primera etapa se puede realizar una colectomía subtotal más una ileostomía, o extirpación total de colon y el recto, con ejecución de un reservorio ileal que se protege con una ileostomía, luego en la siguiente etapa se cierra la ileostomía.

RESULTADOS DE LA BÚSQUEDA DE EVIDENCIA:

Los resultados de la recopilación de la evidencia son presentados para cada una de las tecnologías evaluadas. La información presentada fue extraída de 31 revisiones sistemáticas relevantes para la pregunta que se intenta responder, las que fueron publicadas entre los años 2007 y 2017. En estas revisiones, se excluyeron los casos donde se utilizaron biológicos como tratamiento de primera línea, e intervenciones aplicadas a pacientes que ya han pasado por colectomía, o que tenían serias comorbilidades. Además, se excluyeron los artículos que contemplaran terapia de rescate o con dosis no indicadas por la European Medicines Agency (EMA).

CONCLUSIÓN:

Para dar cumplimiento al artículo 28° del Reglamento que establece el proceso destinado a determinar los diagnósticos y tratamientos de alto costo con Sistema de Protección Financiera, según lo establecido en los artículos 7°y 8° de la ley N°20.850, aprobado por el decreto N°13 del Ministerio de Salud, se concluye que el presente informe de evaluación se considera favorable, de acuerdo a lo establecido en el Título III. de las Evaluaciones Favorables de la Norma Técnica N° 0192 de este mismo ministerio.

Mais relacionados