Eficacia y seguridad del uso de oligoelementos pediátricos endovenosos que aporten zinc, cobre, iodo, manganeso y selenio a recien nacidos o lactantes que reciben nutrición parenteral

Publication year: 2019

INTRODUCCIÓN:

En el Hospital Nacional Edgardo Rebagliati Martins – ESSALUD nacen aproximadamente 7 mil niños anualmente, de los cuales el 10 % requiere de una atención especial en la unidad de cuidados intensivos neonatales y donde también el 2.5 % son bebes prematuros que nacen con pesos menores de 1500 gramos y que requieren cuidados extremos como el de recibir soporte nutricional vía parenteral. La nutrición parenteral (NP) es una técnica de soporte vital y nutricional artificial, en la que los nutrientes se administran por vía endovenosa para cubrir las necesidades energéticas y mantener un estado nutricional adecuado en aquellos pacientes donde la vía enteral es insuficiente, inadecuada o está contraindicada. Existen diversas circunstancias o condiciones clínicas que hacen que un niño no pueda alimentarse de manera normal (vía oral) y deba recibir, vía parenteral, el soporte nutricional que necesita. Los elementos claves de una óptima nutrición, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), están conformados por los macro y micronutrientes, estos últimos representados por las vitaminas, minerales y oligoelementos. Los oligoelementos son componentes químicos conformados principalmente por zinc, cobre, iodo, selenio, manganeso, entre otros, y que cumplen diversas funciones dentro del organismo entre las que destacan su participación en diversos sistemas enzimáticos. Actualmente, en EsSalud no se cuenta con soluciones de administración endovenosa que aporten oligoelementos en la NP para pacientes pediátricos. De este modo, los especialistas manifiestan la necesidad de contar con un suplemento nutricional que brinde estos elementos de acuerdo a las necesidades de cada paciente, y que, además, éste sea específicamente de uso pediátrico.

TECNOLOGÍA SANITARIA DE INTERÉS:

Los oligoelementos son micronutrientes o elementos químicos que en cantidades muy pequeñas resultan indispensables para diversas funciones dentro del organismo. Estos compuestos participan principalmente como catalizadores en sistemas enzimáticos (WHO, 1996). Estos son principalmente zinc, selenio, cobre, iodo y manganeso (NCBI, 1989), importantes para el presente dictamen.

METODOLOGÍA:

Se llevó a cabo una búsqueda sistemática de la literatura con respecto a la eficacia y seguridad del uso de oligoelementos pediátricos endovenosos que aporten zinc, cobre, iodo, manganeso y selenio a recién nacidos o lactantes que reciben nutrición parenteral.

La búsqueda se inició revisando la información sobre el uso del medicamento de acuerdo con entidades reguladoras como:

Food and Drug Administration (FDA); European Medicines Agency (EMA); Dirección General de Medicamentos y Drogas (DIGEMID); Organización Mundial de la Salud (OMS).

Se realizó tanto una búsqueda sistemática como una búsqueda manual en las páginas web de grupos dedicados a la investigación y educación en salud que elaboran guías de práctica clínica descritas a continuación:

National Guideline Clearinghouse (NGC); National Institute for Health and Care Excellence (NICE); Canadian Agency for Drugs and Technologies in Health (CADTH); Scottish Medicines Consortium (SMC).

RESULTADOS:

De acuerdo con la pregunta PICO, se llevó a cabo una búsqueda de evidencia científica relacionada al uso de oligoelementos pediátricos endovenosos que aporten zinc, cobre, iodo, manganeso y selenio a recién nacidos o lactantes que reciben nutrición parenteral. En la presente sinopsis se describe la evidencia disponible según el tipo de publicación, siguiendo lo indicado en los criterios de elegibilidad (GPC, ETS, RS, MA y ECA fase III).

CONCLUSIONES:

El presente dictamen tuvo como objetivo evaluar la mejor evidencia científica disponible hasta setiembre del 2019 en relación a la eficacia y seguridad del uso de oligoelementos pediátricos que aporten zinc, cobre, iodo, manganeso y selenio a pacientes pediátricos que reciben nutrición parenteral. La evidencia proveniente de dos RS y dos ECA, la cual también ha sido utilizada como evidencia en las GPC identificadas, sugieren de manera conjunta que el aporte de oligoelementos en la NP en neonatos y lactantes es necesario a fin de dar el soporte nutricional adecuado, tomando en consideración las concentraciones específicas para cada etapa de la vida, así como la edad gestacional al nacimiento, el peso al nacer y las condiciones fisiológicas de fondo. El aporte de cada oligoelemento trae beneficios específicos en cuanto a la función biológica que desempeñan cada uno dentro del organismo, entre los que se encuentran, optimización de las funciones bioquímicas relacionadas al crecimiento y desarrollo, mejora del sistema inmunológico, mejora del desarrollo neurológico. No obstante, el exceso o la falta de cada uno de los oligoelementos trae consigo consecuencias biológicas asociadas a toxicidad tales como, principalmente, problemas neurológicos (exceso de manganeso), mortalidad y problemas tiroideos (deficiencia de iodo), incremento de infecciones (deficiencia de zinc), y mayor de dependencia de oxígeno (deficiencia de selenio). Es necesario brindar el aporte específico requerido de oligoelementos a los neonatos y lactantes utilizando la mejor opción disponible comercialmente, que se ajuste a las necesidades recomendadas. Por lo expuesto, el Instituto de Evaluaciones de Tecnologías en Salud e Investigación - IETSI, aprueba el uso de oligoelementos pediátricos que aporten zinc, cobre, iodo, manganeso y selenio en neonatos y lactantes que reciben nutrición parenteral, según lo establecido en el Anexo N° 1. La vigencia del presente dictamen preliminar es de dos años a partir de la fecha de publicación. Así, la continuación de dicha aprobación estará sujeta a los resultados obtenidos de los pacientes que reciban este tratamiento y de nueva evidencia que pueda surgir en el tiempo.

More related