Informe rapido de balón intragástrico

Año de publicación: 2016

FUNDAMENTO DE LA SOLICITUD:

: Número de casos estimados por año: 60.

Características de la población objetivo:

-Obesos moderados con IMC 30-39,9, con riesgo de salud, pacientes con riesgo cardiovascular, hipertensos, etc.; -Obesos severos con IMC>40, con enfermedad asociada o previo a cirugía bariátrica para reducir el riesgo quirúrgico, no candidatos a cirugía por riesgo anestésico o por rechazar cirugía, DBT tipo II, mujeres en edad fértil para búsqueda de embarazo, pacientes con problemas ortopédicos o traumatológicos.

TECNOLOGÍA REQUERIDA:

Balón gástrico.

ESTRATEGIA DE BÚSQUEDA DE LA EVIDENCIA CIENTÍFICA:

Se realiza una una revisión de la literatura en las principales bases bibliográficas, pubmed, Cocrhane, Lilacs y Agencias de Evaluación de Tecnologías Sanitarias y Financiadores de Salud. Se priorizó la inclusión de informes de Evaluación de Tecnologías Sanitarias, Meta-Análisis y Revisiones Sistemáticas.

DESCRIPCIÓN DE LA TECNOLOGÍA:

Balón intragástrico: El balón intragástrico es un dispositivo no quirúrgico, que se implanta en el estomago de forma temporal para el tratamiento de la obesidad y ayudaría a conseguir pérdidas de peso significativas en un corto período de tiempo. Su mecanismo de acción está vinculado a la producción de sensación de saciedad o plenitud al ocupar parcialmente el estómago, provocando un descenso en el volumen de la ingesta de alimentos y podría, además, ayudar al paciente al aprendizaje de nuevos hábitos dietéticos y a la modificación de comportamientos. Existen varios tipos de balón intragástrico que difieren en el tipo de material, el volumen, la duración de la terapia, la capacidad de ajuste y el método de inserción y remoción.

IMPORTANCIA SANITARIA DE LA CONDICIÓN CLÍNICA A LA QUE SE APLICA LA TECNOLOGÍA:

La obesidad es un problema de salud crónico complejo, heterogéneo, de crecimiento y comportamiento epidémico que acorta la esperanza de vida, genera gran morbilidad y aumenta los costos socio-sanitarios. La guía de Evaluación y Tratamiento de la Obesidad elaborada por el Ministerio de Salud dela Nación, sugiere calcular el Índice de Masa corporal (IMC: peso en kilogramos dividido la altura en metros al cuadrado) en todos los adultos como principal medida antropométrica para el diagnóstico y clasificación de la obesidad.

CONCLUSIONES:

a.

Seguridad:

la mayoria de ́ los estudios reportaron tasas de efectos adversos más altas con el uso del balón respecto a los controles. Entre los efectos adversos reportados más frecuentemente se encuentran las náuseas, vómitos y dolor abdominal. Otros efectos adversos reportados incluyeron úlceras y erosiones gástricas. Los reportes adversos graves fueron poco frecuentes e incluyeron la migración del dispositivo, obstrucción intestinal, perforación gástrica y Sme de Mallory Weis. b. Eficacia/ Efectividad: el balón gástrico podría tener un rol de coadyuvante para lograr el descenso de peso mediante dieta y actividad física. La diferencia en la reducción de peso lograda con el dispositivo en comparación con otros métodos higiénicodietético no queda claramente establecida en virtud de las limitaciones metodológicas de los estudios que abordan el tema. Es necesario el desarrollo de estudios de mayor rigurosidad metodológica y períodos de seguimiento más largos. c.

Utilidad clínica:

El balón podría conseguir la pérdida de peso en pacientes obesos y con sobrepeso, pero no la magnitud de esta reducción en comparación con otras alternativas no está establecida como así tampoco el mantenimiento del descenso de peso a lo largo del tiempo luego del retiro del dispositivo.

RECOMENDACIONES:

La relación riesgo/beneficio del uso del balón intragástrico no se ha podido establecer de acuerdo a la bibliografía consultada. Es necesario contar con estudios de mayor rigurosidad científica para establecer y cuantificar los potenciales beneficios de su uso en relación al incremento de los efectos adversos.

Más Relacionados