Efectividad y seguridad del stent medicado para pacientes con síndrome coronario agudo

Año de publicación: 2007

INTRODUCCIÓN:

El stent es un dispositivo que se emplea en la revascularización percutánea, la cual es un método para mejorar la perfusión miocárdica de una zona irrigada por una arteria coronaria con estenosis severa.

Existen en general dos tipos de stent:

stent de metal o convencional y los liberadores de fármacos o medicados. Los stents revestidos con un fármaco inmunosupresor o citotóxico se han desarrollado con el objetivo de reducir el riesgo de re-estenosis. Algunos de los stent medicados más estudiados son liberadores de sirolimus, paclitaxel, everolimus y zotarolimus. La tecnología tiene registro sanitario para la indicación.

POBLACIÓN:

Pacientes mayores de 18 años con síndrome coronario agudo (SCA).

NTERVENCIÓN:

Implantación de stent medicado.

COMPARACIÓN:

Implantación de stent convencional.

RESULTADOS:

Re-infarto, necesidad de revascularización del vaso y muerte a un año.

CONCLUSIONES:

-Efectividad: el stent medicado es más efectivo para reducir la tasa de revascularización repetida, comparado con el stent convencional. No hay diferencias entre el stent convencional y el medicado en términos de tasa de mortalidad, re-infarto o trombosis. La GPC recomienda utilizar stent medicado únicamente para disminuir la tasa de revascularización repetida, especialmente en pacientes con vasos pequeños (menor a 3mm de diámetro) y en lesiones largas (mayor a 15 mm). -Seguridad: ambas tecnologías son similares. Un estudio reciente con alta probabilidad de sesgo de publicación y de selección sugiere que el stent medicado aumenta el riesgo de trombosis y re-infarto después de 2 años. -Costo-efectividad: no se identificaron estudios de costo-efectividad para Colombia.

Más Relacionados