Informe de evaluación rápida de tecnología sobre seguridad y efectividad de bosentán para hipertensión arterial pulmonar

Año de publicación: 2015

La hipertensión pulmonar arterial (HPA) es una enfermedad rara, con una prevalencia de aproximadamente 15 a 50 casos por millón. Es de mayor prevalencia en ciertos grupos, como por ejemplo, pacientes infectados con VIH, pacientes con esclerosis múltiple, con enfermedad sickle cell, entre otros. No existe mucha información al respecto en Latinoamérica. La incidencia de esta enfermedad es de aproximadamente 2.4 casos por millón de habitantes (según información mexicana). En Argentina han calculado en base a información internacional - 1 a 2 casos por millón de habitantes - que existen entre 600 a 2000 pacientes con la enfermedad a un promedio de 90 a 300 casos nuevos por año. En Chile se acoge a la incidencia de 1-2 pacientes nuevos por millón de habitantes por año. Actualización en el diagnóstico y terapéutica en hipertensión pulmonar arterial. La HPA afecta con mayor frecuencia a las mujeres en una relación 1,7:1 y, comúnmente, se expresa en la cuarta década de la vida. Debido a lo poco específico de sus síntomas, desafortunadamente la mayoría de los diagnósticos se dan en estadios avanzados de la enfermedad (III y IV). El diagnóstico habitualmente es efectuado entre 18 y 24 meses posteriores al inicio de los síntomas, debido al carácter inespecífico de ellos, tales como disnea, fatiga o dolor torácico, de modo que es frecuente pesquisar enfermos con severa limitación funcional y estrecho margen terapéutico. La terapia con bosentán mejora los síntomas y hemodinamia en pacientes con hipertensión pulmonar aguda. Se recomienda cubrir con restricciones.(AU)

Más Relacionados