Tratamiento farmacológico específico con cloroquina en caso de infección por COVID-19

Año de publicación: 2020

INTRODUCCIÓN:

Existe incertidumbre sobre sobre el efecto del uso de cloroquina/hidroxicloroquina para el tratamiento de pacientes con infección por COVID-19 en desenlaces clínicamente relevantes.

En términos generales:

La evidencia encontrada es de MUY BAJA confianza, por lo cual cualquier resultado estimado es muy incierto.La hidroxicloroquina podría ser más eficaz que el tratamiento habitual para lograr serología negativa a los 6 días.La hidroxicloroquina en combinación con azitromicina podría ser más eficaz que la hidroxicloroquina sola para lograr serología negativa a los 6 días. No existe evidencia de eventos adversos severos con el tratamiento a corto plazo.

DESCRIPCIÓN DE LA TECNOLOGÍA:

La cloroquina es una conocida 4-aminoquinolina que se ha utilizado clínicamente desde 1944. Además de ser un medicamento antipalúdico, la cloroquina también se usa para el tratamiento de enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide, el lupus eritematoso sistémico, etc. debido a su actividad inmunomoduladora. El fosfato de cloroquina (cloroquina) ha demostrado en estudios de investigación básica tener una amplia gama de efectos de virus antivirales y anti-inflamatorios, por lo que podría ser una alternativa de tratamiento en estos pacientes. La hidroxicloroquina se diferencia de la cloroquina por la presencia de un grupo hidroxilo en el extremo de la cadena lateral. Se considera que su actividad es similar a la de cloroquina, y su uso actual es creciente, fundamentalmente debido a su mejor perfil de seguridad.

METODOLOGÍA:

Se realizó una búsqueda en las bases de datos bibliográficas detalladas a continuación, en buscadores genéricos de Internet como Google, Agencias de Evaluación de Tecnologías Sanitarias y Agencias nacionales e internacionales reguladoras de alimentos y medicamentos, las que se detallan más abajo. Se utilizaron como criterios de inclusión textos en inglés, español o portugués a los que se pueda tener acceso a texto completo, publicados hasta marzo del 2020. Se excluyeron textos en otro idioma, los que no se pudiera acceder a texto completo. Se prioriza la inclusión de revisiones sistemáticas y metaanálisis, evaluaciones de tecnologías sanitarias e informes de seguridad.

EXPLICACIONES:

a. Estudios basados en Coronavirus HCoV-229E y SARS CoV. b. Estudio basado en SARS CoV. c. Estudio en ratones con SARS CoV. d. Controles no apareados. e. Análisis de subgrupo retrospectivo de pacientes con indicación de azitromicina. f. reporte de paciente individual. g. escaso número de pacientes.

CONCLUSION:

La evidencia disponible para uso de cloroquina en cuadros clínicos causados por infección por COVID-19 se limita a resultados de estudios in vitro, un estudio de MUY BAJA confianza para pacientes con infección severa con COVID-19 y recomendaciones de aplicación en humanos a partir de opiniones de expertos con muy bajo nivel de evidencia. Existe una amplia gama de eventos adversos que requerirían de un monitoreo cercano en caso de instaurarse como tratamiento. El fármaco podría tener amplia disponibilidad y bajo costo para su utilización.

Puntos a considerar:

La hidroxicloroquina podría ser más eficaz que el tratamiento habitual para lograr serología negativa a los 6 días. La hidroxicloroquina en combinación con azitromicina podrías ser más eficaz que la hidroxicloroquina sola para lograr serología negativa a los 6 días. No existe evidencia de eventos adversos severos con el tratamiento a corto plazo. (Muy baja certeza. La evidencia encontrada es de MUY BAJA confianza, por lo cual cualquier resultado estimado es muy incierto.

Más Relacionados