Informe de evaluación científica basada en la evidencia disponible: cáncer colorectal

Año de publicación: 2017

INTRODUCCIÓN:

El Cáncer Colorectal (CCR) es el tercer cáncer más común y el tercero como causa de muerte por cáncer en hombres y mujeres (en Chile es el segundo). La etiología de este cáncer es multifactorial, contando con una predisposición genética, además de una serie de factores que aumentarían el riesgo. Los síntomas más importantes del CCR son cambios en el hábito intestinal, sangrado rectal de corta duración (rectorragia) y sangre mezclada con las deposiciones (hematoquezia). En cuanto a la sobrevida, a 5 años el 90% de los pacientes en etapa temprana sobrevive, mientras que solo un 11% lo hace cuando el CCR es metastásico (CCRm). El oncogén viral (RAS) es una familia de genes que se encuentra comúnmente mutado en pacientes con CCR. Por otro lado, la existencia de receptores del factor de crecimiento epidérmico (EGFR) en este tipo de pacientes es frecuente en los CCR (aproximadamente un 70-75% de los casos), lo que es fundamental para los tratamientos que se unen a este receptor.

TECNOLOGÍAS SANITARIA DE INTERÉS:

Bevacizumab: Bevacizumab cuenta con registro en el Instituto de Salud Pública (ISP) e indicación para la condición evaluada (CCRm en primera línea, o refractario a irinotecán u oxiplatino).

Cetuximab:

Cetuximab cuenta con registro en ISP ((B-2350/13 y B-2018/13) e indicación para la condición evaluada (CCRm con expresión de EGFR y con RAS no mutado en primera línea, o refractario a fluoropirimidinas, irinotecán u oxiplatino).

Panitumumab:

Panitumumab cuenta con registro en ISP (B-2200/16) e indicación para la condición evaluada (CCRm con expresión de EGFR y con RAS no mutado en primera línea, o refractarios a oxiplatino, irinotecán o fluoropirimidinas).

EFICACIA DE LOS TRATAMIENTOS:

Cetuximab 1a línea: El uso de cetuximab no disminuye la mortalidad; el uso de cetuximab aumenta el riesgo de efectos adversos serios.

Cetuximab 2a línea:

La adición de cetuximab a la quimioterapia podría disminuir la mortalidad, pero la certeza de la evidencia es baja; la adición de cetuximab podría aumentar los efectos adversos serios, pero la certeza de la evidencia es baja.

Panitumumab 1a línea:

No está claro si panitumumab disminuye la mortalidad porque la certeza de la evidencia es muy baja; el uso de panitumumab aumenta el riesgo de efectos adversos serios.

Panitumumab 2a línea:

La adición de panitumumab a la quimioterapia probablemente no disminuye la mortalidad; la adición de panitumumab aumenta el riesgo de eventos adversos serios.

Bevacizumab 2a línea:

No está claro si la adición de bevacizumab tiene un efecto sobre la mortalidad ni sobre los efectos adversos grado 3 ó más porque la certeza de la evidencia es muy baja.

ALTERNATIVAS DISPONIBLES:

Quimioterapia: El uso de quimioterapias con irinotecán, oxiplatino o fluoropirimidinas (FOLFOX, FOLFIRI y XELOX) se utilizan como primera línea del tratamiento del CCRm.

Cirugía:

Después de una evaluación pertinente, es posible que los pacientes con CCRm sean elegibles para resección, siempre y cuando su metástasis se encuentre confinada únicamente en el hígado (8).

Radioterapia:

Similar al caso anterior, pacientes con metástasis hepática son elegibles para recibir radioterapia, con el objetivo de reducir el tamaño de las lesiones. Sin embargo, su efectividad en la sobrevida no ha sido completamente evaluada.

RESULTADOS DE LA BÚSQUEDA DE EVIDENCIA:

En el tratamiento del cáncer de colon y recto el pilar fundamental en intención curativa es la resección completa, la cual, asociada o no a quimioterapia (o radioterapia en el caso de recto) según el riesgo estimado de recurrencia, logra muy buenos resultados a largo plazo. Si bien en enfermedad localizada hay diferencias en el manejo de los tumores de colon y recto, sobretodo del punto de vista local, para efectos de tratamiento de la enfermedad metastásica, presente al momento del diagnóstico en hasta 25% de los pacientes, se consideran como una sola entidad (“cáncer colorrectal”, CCR). Hoy en día los pacientes con CCR metastásico logran buenos resultados con el tratamiento de su enfermedad, mejorando su sobrevida y calidad de vida. Se dividen, conceptualmente, en tres grupos: enfermedad resecable, potencialmente resecable (donde es recomendable neoadyuvancia con terapia sistémica para lograr R0), y enfermedad irresecable. Para los dos primeros grupos el tratamiento se puede intentar la curación, logrando R0 y con tratamiento sistémico agregado, pero para el último grupo la intención tratamiento es eminentemente paliativa. Del punto de vista de la terapia sistémica en CCR avanzado, tradicionalmente se basaba en quimioterapia citotóxica que incluía fluoropirimidinas (5 Fluorouracilo o capecitabina) con o sin la adición de irinotecan u oxaliplatino. Sin embargo, durante las últimas décadas se han incorporado nuevos fármacos de terapia biológica o molecularmente dirigida (anticuerpos monoclonales o bien moléculas pequeñas).

CONCLUSIÓN:

Para dar cumplimiento al artículo 28° del Reglamento que establece el proceso destinado a determinar los diagnósticos y tratamientos de alto costo con Sistema de Protección Financiera, según lo establecido en los artículos 7°y 8° de la ley N°20.850, aprobado por el decreto N°13 del Ministerio de Salud, se concluye que el presente informe de evaluación se considera favorable, de acuerdo a lo establecido en el Título III. de las Evaluaciones Favorables de la Norma Técnica N° 0192 de este mismo ministerio.

Más Relacionados