Trabajo en equipo: relevancia e interdependencia de la educación interprofesional

Rev. saúde pública (Online); 51 (39), 2017
Publication year: 2017

La educación médica se ha enfocado, históricamente, en el desempeño individual de los profesionales de la salud. Sin embargo, ante los cambios en el foco, estructura y necesidades de los sistemas de atención en salud, el foco se ha redirigido hacia el trabajo en equipo. Esta concepción implica una acción coordinada, llevada a cabo por dos o más individuos, lo que implica metas acordadas en conjunto, y exige entendimiento claro y respeto de los roles y las funciones de cada miembro. El trabajo en equipo, más que un fin, es un proceso y requiere la habilidad de trabajar como colegas, en vez de superior-subordinado. En este sentido, se entiende por multiprofesionalismo al trabajo común realizado por profesionales de las diferentes categorías, en las que su contribución individual conduce a un producto final que satisface los requerimientos únicos de cada parte en la solución de los problemas identificados. Tanto la construcción colectiva del trabajo a realizar por el equipo multidisciplinario cuanto las posibilidades de incorporar la atención a las prácticas profesionales, indican la necesidad de identificar y desarrollar dimensiones comunicativas en los sujetos involucrados en el cuidado (trabajadores y usuarios). Los equipos multidisciplinarios deben superar los acuerdos y articulaciones centradas solo en las relaciones. La Organización Mundial de la Salud señala que la práctica colaborativa optimiza los resultados de la atención en salud entregando una atención integral a los pacientes, sus familias, cuidadores y comunidades. Los profesionales preparados para la práctica colaborativa han aprendido a trabajar en un equipo interprofesional mediante entrenamiento efectivo en educación interprofesional; esta educación ocurre cuando estudiantes de dos o más profesiones aprenden sobre, de y entre ellos mismos para permitir una colaboración efectiva. (AU)