Efectividad de los bloqueadores solares en la prevención de las lesiones de piel no oncológicas

Publication year: 2013

ANTECEDENTES:

El cáncer de piel es una de las neoplasias de alta importancia en salud pública, no solo por el incremento progresivo de su frecuencia, sino también por su importante repercusión a nivel de moratlidad, morbilidad y el subsecuente impacto económico en la sociedad. Asimismo, ha sido clasificado en dos grandes grupos: en melanoma y no melanoma, este último conformado por los carcinomas basocelular y espinocelular. Se han identificado una serie de factores de riesgo; como la exposición solar excesiva, los tipos de piel I y II, los cambios en un lunar previo, la tendencia a presentar pecas, la presencia de gran número de lunares, la inmunosupresión y antecedente personal o familiar de cáncer de piel, entre otras. En ese sentido, se han propuesto diversas actividades de prevención primaria, que incluyen campañas educativas dirigidas a disminuir o evitar la exposición solar e incrementar el uso de bloqueadores solares; así como actividades de prevención secundaria en búsqueda de un diagnóstico temprano por parte de los profesionales de la salud. Es importante, en dicho contexto que las políticas públicas sean informadas en la mejor evidencia disponible. Más aun, cuando existe controversia respecto al impacto de dichas intervenciones sobre el desarrollo de cáncer de piel.

OBJETIVO:

Evaluar la efectividad del uso de los bloqueadores solares en la prevención del melanoma maligno, carcinoma basocelular y carcinoma escamoso en la población general.

METODOLOGÍA:

Se realizó una sinopsis de revisiones sistemáticas (RS) siguiendo el modelo propuesto por Haynes et al. La búsqueda se realizó en MEDLINE y EMBASE hasta el 18 de enero 2013. Dos revisores independientes seleccionaron, después de la lectura de títulos y resúmenes, aquellos que cumplían con los criterios de inclusión y con el objetivo de la búsqueda. Después de la lectura en extenso, los dos revisores selecionaron los estudios que permanecerían en la sinopsis y extrajeron la información necesaria. En caso de haber discrepancias, un tercer investigador cumplió un rol dirimente. Se empleó la herramienta AMSTAR para la evaluación de la calidad de las RS.

RESULTADOS:

Se identificaron 38 artículos en MEDLINE y 23 en EMBASE. De estos, se seleccionaron 11 artículos, tras la evaluación de concordancia y la lectura de resúmenes y títulos. Posteriormente se realizó una lectura a texto completo, en la cual se excluyeron siete publicaciones debido a que correspondían a revisiones narrativas, a un modelo matemático de predicción de casos evitados o eran de baja calidad. No se encontró evidencia proveniente de revisiones sistemátcias de alta y media calidad sobre la asociación entre el uso de bloqueadores solares y el carcinoma espinocelular ni basocelular en población general. El uso de bloqueadores solares está asociado a un menor riesgo de carcinoma espinocelular en pacientes que tuvieron antecedentes de lesiones en piel inducidas por el sol, cuando la exposición solar no era intencional, En el análisis global no se encontró asociación entre el uso de bloqueadores y el riesgo de melanoma. En el análisis por subgrupos una de las revisiones encontró un leve efecto protector de los bloqueadores solares (OR: 0,76; IC95% [0,65-0,90]), cuando sólo se incluyeron en el análisis estudios que consideraban variables como la sensibilidad solar de la piel y antecedentes de quemaduras solares. Por otro lado, otra revisión encontró un mayor riesgo de melanoma en pacientes de países alejados del Ecuador (a más de 40° latitud) que usaban bloqueadores (OR: 1,6; IC95% [1,3–1,9]).

CONCLUSIÓN:

El uso de bloqueadores solares no es efectivo para la prevención de cáncer de piel en población general; pero es efectivo en la prevención de melanoma y carcinoma espinocelular en poblaciones específicas.(AU)