Pocapavir

Publication year: 2016

CONTEXTO CLÍNICO:

Antecedentes Clínicos Relevantes: paciente de 9 meses de vida, RNT/PAEG con antecedentes de intercurrencias respiratorias recurrentes, desde los 2 meses de vida. Presentó episodio de sepsis por PSEUDOMONA, a los 4 y 6 meses internado en UTIP con compromiso severo del estado general y de SNC (meningoencefalitis, sin rescate de germen). En ambas oportunidades se rescató germen en HMC, cumpliendo el tratamiento antibiótico correspondiente. Dada la severidad de la clínica el paciente es derivado, para valoración inmunológica urgente, constatándose: PANHIPOGAMMAGLOBULINEMIA SEVERA (IgG: 108mg/dl; IgA: 7mg/dl e IgM: 20mg/dl). Dado su cuadro inmunológico se indicó iniciar tratamiento con gammaglobulina humana sustitutiva. Por su compromiso neurológico durante los episodios de sepsis, con LCR alterado y sin rescate de germen y teniendo en cuenta su cuadro inmunológico, se solicitó PCR de enterovirus en materia fecal (2º dosis Sabin 01/02/2016).

OTROS DATOS DE LABORATORIO RELEVANTES:

Poblaciones Linfocitarias: CD3: 92%; CD4: 61%(2086); CD8: 42%; CD20: 0%; CD56: 7%.

Estudio Molecular:

Secuenciación gen BTK: Mutación p.R520X (c.1558C>T, g.65419C>Y) en estado homocigota, en el exón 15 del gen BTK. Estudio Molecular (en la madre): Secuenciación gen BTK: Mutación p.R520X en estado heterocigota, en el exón 15 del gen BTK. Portadora de la enfermedad de agammaglobuulinemia ligada al cromosoma X.

EVOLUCIÓN:

A pesar del tratamiento con gammaglobulina endovenosa a altas dosis manteniendo niveles recomendados de IgG sérica para infecciones por enterovirus más gammaglobulina oral, el paciente no sólo mantiene positiva la excreción de enterovirus en materia fecal sino que presenta elevación de transaminasas desde abril.

RESPUESTA:

La presencia del Virus Polio y su excreción crónica en pacientes con inmunodeficiencias graves representa un riesgo individual y comunitario, referido a la erradicación definitiva de su circulación. La enterovirosis crónica puede causar inflamación en casi cualquier órgano de la economía, pero en la agammaglobulinemia, se manifiesta con más frecuencia como dermatomiositis o meningoencefalitis crónica. Se calcula que el 1% de los pacientes con esta inmunodeficiencia son excretores crónicos del virus. Al momento actual sólo dos antivirales en investigación, uno de ellos el Pocapavir y el otro un análogo del rupintrivir, mostraron efectividad como antivirales polio y con distintos mecanismos de acción. Algunos autores afirman que para mejorar la efectividad y evitar resistencia, deberían administrarse juntos. Ambas drogas están en etapa experimental muy temprana en humanos. El Pocapavir demostró eficacia en un caso de sepsis neonatal por enterovirus Coxsackie B3. También se lo postula como la única alternativa que se puede agregar a pacientes inmunodeficientes que no erradican el polio virus con el tratamiento de gammaglobulina IV. Se ha comunicado que resultaría efectivo para detener la excreción fecal de virus a los cinco días de iniciado el tratamiento. Sin embargo, es aún incierto el período de uso, su dosis exacta y sus efectos adversos. Su efectividad se probó en wild-type poliovirus, pero no en las cepas mutadas. De cualquier manera uno de los efectos buscados es evitar la replicación y mutación del virus en los excretadores crónicos. El Pocapavir constituye un tratamiento experimental, destinado al uso compasivo, exclusivamente a los pocos pacientes con inmunodeficiencia que siguen excretando polio virus a pesar del tratamiento habitual. Debe controlarse su efectividad durante el tratamiento y la aparición de resistencia viral al agente. No hay ningún antiviral antipolio aprobado en ninguna agencia del mundo. La información disponible proviene del laboratorio elaborador de ambos antivirales, the Rockville, Maryland-based Biotech firm ViroDefense.